Usted transmite para todo el continente, no lo olvide

Que ganas tenía usted que ganara Peñarol la final de la Libertadores o para ser más exactos, que perdieran los brasileños del Santos. Su transmisión televisiva fue inexacta y arrogante o simplemente, desagradable.

Usted y su joven compañero relator olvidaron una premisa importante para quien transmite un partido: imparcialidad y objetividad. Pero esa noche dejó todo de lado y entre candombe y murga le faltó subirse a la reja para gritarle alguna ofensa a cual jugador brasileño se le cruzara. Pueden haber muchos, tal vez la mayoría, que querían un triunfo uruguayo y me incluyo, pero ni ellos ni yo teníamos el deber de ser imparciales, porque no estábamos detrás de un micrófono frente a millones de personas. Pero si tuvimos que escuchar como majaderamente usted adulaba el juego de Peñarol y lo levantaba a niveles celestiales, pero nuevamente olvidó que esto es televisión y nosotros también veíamos lo que pasaba en la cancha y que claramente los carboneros no podían reeditar los buenos partidos que habían tenido durante la Copa y eran dominados por el Santos y el “chupete de fierro” de Neymar. Pero usted esa noche, estaba totalmente ciego.

Sobre su joven compañero de trabajo, le puedo decir que está hecho a su medida, un fiel escudero, que tras el comentario de Pelé sobre Messi, le pasó lo mismo que a usted, olvidó que estaba en televisión y peleó solo con O Rey, que como tal, hace tiempo que anda en otra y sus comentarios es mejor ni considerarlos.

Usted ya tiene años en esto y seguramente no va a cambiar, ni lo van a cambiar, porque a estas alturas es más importante que el mismísimo dueño del canal, pero por favor entienda que uno quiere ver al fútbol lo más objetivamente posible. Si un hincha de Universidad de Chile quiere escuchar sólo cosas buenas de su club, pone en la radio a la Sintonía Azul, si un forofo del Madrid quiere creer que su club es mejor que el Barcelona, lee Marca y si un hincha del Nagoya Grampus quiere sólo adulaciones a su equipo, por ahí algún medio japonés le dará esa satisfacción. Pero usted sigue olvidando cosas y esta vez, que transmite para millones de personas, de las más variadas razas y con las más diversas preferencias futbolísticas, a las cuales usted se debe.

Si maneja herramientas comunicacionales como Facebook y Twitter (si no lo hace pídale a su joven compañero que lo ayude) le aconsejo que lea lo que opina la gente de usted a lo largo de todo el continente e incluso dentro de las fronteras de su propio país. Lamento decirle que usted no es muy querido. Y como cada vez que usted transmite un partido, no hay otra opción más que verlo, le aseguro que en un pequeño pueblo en el gélido y blanco sur de Chile, en una humilde casa del altiplano boliviano, entre la inexpugnable selva colombiana o en la inmensidad de la pampa argentina, siempre va a haber alguien que se va a sentir tentado a apretar la tecla MUTE, porque muchos ya piensan que hasta el silencio es más soportable que usted.

134 thoughts on “Usted transmite para todo el continente, no lo olvide

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *