Simplemente Colo Colo decidió abandonar su estrella

Universidad de Chile presentó su nueva camiseta Adidas y en ella brilla una estrella dorada, símbolo de la Copa Sudamericana ganada el 2012, algo similar a lo que por años tuvo la camiseta de Colo Colo producto de la Copa Libertadores de 1991, y decimos tuvo porque al parecer los albos carecen de valor por sus símbolos y de conocimiento sobre el sentimiento de sus hinchas ¿O creen que los hinchas de Colo Colo no portaban orgullosos la estrella en su camiseta? ¿Creen que ahora portan feliz la Copa Libertadores bordada sobre el escudo? El símbolo universal del título es la estrella, en América, en Europa, en África, en Asia y si se jugará en la Luna también sería así, pero la dirigencia de Blanco y Negro no es capaz de soportar el triunfo ajeno y es incapaz de darle más brillo a su propia estrella, por eso decidió abandonarla e inventar un nuevo símbolo que no compita con su archirrival. Lamentable.

Que Colo Colo haya ganado la Copa Libertadores es muy bueno para el fútbol chileno, que Universidad de Chile haya ganado la Copa Sudamericana también, además, ambos logros son algo muy positivo para cada club y es algo que no sólo enorgullece a las instituciones en sus mesas directivas, sino que también a sus hinchas, pero al parecer quienes llevan las riendas en Macul no soportaron que otro club se uniera al cielo de los campeones y no respetaron el idioma universal del fútbol y decidieron desplazar a la estrella…

¿Por qué no se hizo antes? Es ridículo esperar a que otro equipo gane algo para modificar tu imagen, no es una cosa de estética ni mucho menos, es una cosa de consecuencia y de admitir que te alcanzaron, que debes superarte, que si tu rival tiene una estrella igual que tú, debes ser capaz de ganar otra estrella, no intentar protegerte en el debate sobre cuál copa es más o menos importante y, sobretodo, respetar tu tradición.

Quizás Blanco y Negro, Umbro o algún dirigente tienen una razón que se aleje de lo antes mencionado, pero sea la que sea, el sólo hecho de dar píe a dudas y a planteamientos como los antes expuestos, debe ser previsto y analizado por quienes conducen al club más popular de Chile, sobretodo en un momento en que todos cuestionan el actual momento albo y aplauden el fantástico presente azul.