Ni tan malo como lo pintan

ALeqM5ipUy_IweJNz820HYZN67II5PHbgw

Tal vez no es el Milan de Van Basten, el de George Weah o el más reciente el de Shevchenko, pero visitar el San Siro nunca es fácil ni para el mejor ni para el peor equipo del mundo. La visita esta vez fue el vapuleado Real Madrid y si bien no pudo vengar la derrota sufrida contra los italianos en el Bernabeu, mostró una imagen más positiva que negativa.

En el primer tiempo se vio a la visita mucho más incisiva sobre el arco rival, consiguiendo el botín esperado e los 29’ (PT) cuando después de un rechazo de Dida en un tiro libre de Kaká, Benzema consiguió el rebote para marcar el primer tanto. Pero la merecida ventaja duró poco, porque sólo seis minutos más tarde Ronaldinho, mediante tiro penal, vence a Casillas. El segundo tiempo tuvo un dominio parejo que tuvo oportunidades de gol para ambos equipos pero que nadie concretó

Ni Pellegrini, ni sus dirigidos han tenido unas últimas semanas tranquilas, han sido cuestionados regularmente, pero el primer tiempo mostrado en Milan, uno de los mejores que ha jugado el equipo esta temporada, muestra sin duda cual es el camino a seguir. Tal vez es imposible no comparar al Madrid con el Barcelona, un equipo mucho más afiatado y con mejor juego colectivo por el tiempo que llevan trabajando, pero los merengues marchan a sólo un punto de los catalanes en la Liga y comparten la punta de su grupo en la Champions con Milan. Sin duda hace pensar que la prensa española, principalmente la partidaria, está pidiendo una utopía de equipo, para tan poco tiempo de trabajo.

1Real Madrid y AC Milan son los equipos con más títulos en la Champions, nueve para los españoles y siete para los italianos.