Pinto fue el saldo positivo de Chile

Lo mejor de Chile en esta amarga jornada doble de eliminatorias fue Miguel Pinto. Habrá muchas cosas para analizar para mejorar y cuestionar, pero el arco de la Roja es el único sector que, pese a las dos derrotas, puede estar tranquilo. Algo es algo.

Cuando se supo la lesión de Bravo todos tiritamos, la discusión se instaló en si debía jugar Toselli o Pinto, personalmente puse las fichas en el UC, pero el ex azul me tapó la boca. La baja alcurnia del Atlas, el promedio de un gol por partido, la ausencia de participación en copas internacionales y la paupérrima participación en New York le quitaban crédito al ex Universidad de Chile, pero tras el juego ante Ecuador en Quito y ante Argentina en Santiago, no queda más que ser justo y decir que Bravo tuvo un digno reemplazante que estuvo a la altura.

Por último hay que admitir que la defensa ante Ecuador no ayudó mucho, mientras que contra Argentina se estaba ante la mejor delantera del mundo, y en ambos partidos Pinto tuvo tapadas fantásticas.

Así que el refrán nuevamente se cumplió, no hay mal que con bien no venga, y tras el sufrimiento de la selección de Chile queda la tranquilidad que los tres palos están cuidados de sobra en el equipo de todos y que no es necesario buscar otras alternativas, ni en el campeonato local ni afuera.