Al clásico sólo le faltó el fútbol

Al final el clásico tuvo de todo, poco fútbol eso sí, pero tuvo goles, tres jugadores expulsados en juego y muchas amarillas, cobros dudosos de penaltis, un arbitraje muy cuestionable ene le manejo de las acciones, jugadores que debieron irse expulsados pero que siguieron en cancha, torpezas con el balón, un equipo que no supo matar cuando debía, otro que jugó con las ganas de siempre pero con el desorden de nunca, un autogol increíble, jugadores que se comportaron como hinchas, hinchas que retrasaron el partido y terminaron perjudicando a su equipo, cuerpos técnicos que también vivieron el juego como hinchas, un jugador en la clínica, un empate considerado un premio, un equipo que mantuvo el invicto en el torneo, otro que mantuvo su invicto de local, un foul que sin duda quedará entre una de las imágenes más fuertes del campeonato y que ni siquiera recibió amarilla, un estadio lleno, un jugador que trató de inmaduro a otro y que después fue más inmaduro, una pelea en el túnel, un doblete, un increíble agregado de 12 minutos a los segundos 45 minutos, hinchas de manera injustificada en camarines. Uno sigue puntero y el otro sigue segundo… ojalá tengamos un nuevo episodio en playoffs, pero ahora que el fútbol sea invitado.