¿Amarilla? Depende quién hizo el foul

Entre más partido veo de fútbol nacional e internacional, más confundido quedó con la manera de aplicar el reglamento que tienen los árbitros. Algunos son severos, otros advierten y otros tratan de manejar el juego, pero lo que me parece muy erróneo y que es una constante, es la evaluación de la posición del jugador para mostrar o no tarjetas. Usas la 4 o la 3, hay margen de acción, usas la 9 o la 11, sancionado inmediatamente.

Si es defensa o contención, puede pegar por lo menos tres o cuatro veces antes de la primera amarilla, pero si es delantero lo más seguro es que a la primera falta lo “pinten”, ejemplos hay miles, se vivió en el clásico de Manchester y en el juego entre Aston Villa y West Bromwich Albion (es equipo de Jara), pero en el Lecce – Milan, el árbitro desde el principio controló el juego, lo mismo que se vivió en el Cobresal – UC (donde se vieron otros errores después).

Los delanteros deben aguantar y aguantar los fouls, pero cuando responden o cuando producto de su inexperiencia marcando cometen un foul, son amonestados inmediatamente. En muchas ocasiones quizás es muy merecida la tarjeta, pero lo negativo es no medir con la misma vara a defensas y atacantes, pese a que el reglamento no plantea diferencias en las sanciones que deban aplicarse según la posición de los jugadores en el campo.

127 thoughts on “¿Amarilla? Depende quién hizo el foul

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *