Arde al otro lado de la cordillera

argen_final

Si caminando por Calle Corrientes en Buenos Aires entramos a un café, en más de una mesa van a estar hablando de fútbol; si pedimos una medialuna en un boliche de Calle Córdoba en Rosario, seguro que el vendedor nos hablará de la pelotita y si uno entra a comer un bife, a un restaurante de Avenida Aconquija en Tucumán, el mozo criticará el arbitraje del último domingo. Así se vive el fútbol en Argentina, seguramente el fútbol más apasionante del mundo.

En estos días la conversación futbolera está en alza, se acerca el final del Clausura y a sólo dos fechas del final tres equipos se pelean el título: Vélez Sarsfield, Huracán y Lanús.

Vélez, primero en la tabla, es el equipo que ha mostrado mas regularidad en el campeonato, ha perdido sólo un partido y su valla es la menos batida con 12 goles en 17 partidos. Gareca, su entrenador, ha mostrado mucha calma, la que ha podido traspasarla a sus jugadores. Equipo difícil para marcarle goles, sobre todo que en su defensa tienen a una de las revelaciones del Campeonato, Nicolás Otamedi. Lamentablemente Waldo Ponce, cuando retomaba la titularidad, volvió lesionado de los partidos eliminatorios.
Va por su séptimo título.

A una unidad del puntero se ubica Huracán, es el equipo sensación del campeonato, su entrenador Angel Cappa ha logrado que juegue extraordinariamente bien, mucho toque, poco pelotazo. Un equipo por el que se paga con gusto una entrada para verlo jugar. Tiene a muy buenos jugadores como Toranzo, De Federico, Bolatti y uno de los mejores del campeonato y futuro crack, Javier Pastore.
Va por su segundo título.

En tercer puesto marcha Lanús, una de las instituciones más serias del fútbol argentino, con dos jugadores desequilibrantes como lo son Salvio y Blanco (éste último suspendido para el próximo partido con Vélez). Como local son el equipo que han ganado más partidos y en los últimos 18 sólo tienen una derrota.
Va por su segundo título.

Si se dan los resultados los de el Fortín pueden ser campeones a una fecha del final, pero el pueblo Quemero quiere reeditar el título del 73 y también depende sólo de ellos para alzar la copa. Los Granates por su parte, dependen de otros resultados, pero mantienen la fe que de la mano de Zubeldía pueden llegar a lo más alto.

Es el fútbol argentino, aquel que paraliza el corazón de 37 millones de hinchas cada fin de semana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>