En un partidazo, Uruguay lo hizo otra vez

En el Soccer City Uruguay y Ghana jugaron simplemente: El mejor partido del Mundial. En un encuentro que terminó empatado a un gol en los 120 minutos disputados y sólo se definió por tiros penales.

Cuando el primer tiempo terminaba y Ghana dominaba el partido, Muntari venció a Muslera con un disparo fuera del área, pero el alivio uruguayo vino a los 10’ (ST) con un tiro libre de Forlán que encontró poca resistencia por parte del muy buen portero ganhés Kingson.

Un partido por momentos de buen toque (principalmente de Ghana) a veces con corazón y no pocas veces dejando en la cancha la última exhalación. Ghana más vertical y Uruguay siendo más precavido en cada jugada que armaba. Pero ambos equipo buscaron durante los 120 minutos el arco rival, hasta que las piernas no dieron más

De infarto 1
En el final del tiempo extra, el árbitro pitó un penal a favor de Ghana tras una mano de Luis Suárez que sacó la pelota en la línea de gol, se fue expulsado, Si Ghana convertía era semifinalista, pero un minuto después Gyan lanzó fuerte, y el balón se estrelló contra el travesaño. El árbitro pitó y a penales.

De infarto 2
Uruguay iba 3 a 2 a favor en la definición a penales y era el turno del “Loco” Abreu, si convertía ganaban el encuentro. El delantero uruguayo le hizo honor a su sobrenombre y picó la pelota para que está entrara mansamente y le diera a su equipo los pasajes a la siguiente ronda.

Este es el sello de Uruguay, un equipo que nos tiene acostumbraso a estas emociones y épicas definiciones. En semifinales se verá las caras contra Holanda, en una instancia en la que no estaba desde México 70’

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>