Pudo más… pero se terminó el sueño azul

firu_firu

El sueño de la U finalizó. Fluminense ganó 1 – 0 y la paciencia de la hinchada se terminó, los cuestionamientos a Basualdo y a los dirigentes de Azul Azul se desataron sin freno alguno. El cuadro estudiantil jugó un partido tibio, sin el rol protagónico de otros encuentros en la Copa Sudamericana, pudo vencer al equipo brasileño que defensivamente era vulnerable, pero se acordó tarde de atacar y cuando lo hizo, no lo hizo bien.

Cuando Universidad de Chile salió al campo de Santa Laura el recibimiento fue espectacular, pero lamentablemente los 11 del cuadro local no estuvieron a la altura, en el primer tiempo sólo desde el minuto 30 en adelante se trató de llegar de manera ordenada, pero los visitantes se las ingeniaron para aguantar y darse maña para preocupar a Olarra y compañía.

En el segundo tiempo se esperaba que la U fuera una máquina, salió con ímpetu, pero no había un control, Montillo estaba perdido, Olivera esperaba pelotazos, Puch trataba de crear algo, mientras Seymour e Iturra seguían tratando de dominar el medio campo, hasta que llegó el minuto 60, cuando Fred aprovechó un centro globeado y se metió con personalidad entre dos azules para meter un cabezazo ante el cual Pinto no pudo hacer nada, logrando el que a la postre sería el 1 – 0.

La desesperación se apoderó de los azules. Primero en la banca: salieron Montillo, Osvaldo González y Seymour, y entraron Mauricio Gómez, Díaz y Nelson Pinto. Después en la cancha: llegaron los pelotazos, las bandas no fueron desbordadas, se perdió el toque, Olivera sólo tuvo una oportunidad tras una chilena entre los rebotes y disparos inútiles desde fuera del área. Por último las tribunas: se tiraron objetos a la cancha, se escucharon cánticos contra Basualdo y contra los dirigentes. Un desorden generalizado que se desató principalmente cuando el rubio mediocampista dejó el campo.

Así se terminó la aventura en la Sudamericana de Universidad de Chile, con un sabor amargo, con una fuerte crítica desde los hinchas a Basualdo y a la dirigencia, con un plantel que tendrá que ser analizado para ver si es que no pudo con las dos competencias o bien no fue manejado de manera adecuada.

Se tendrán que sacar enseñanzas, el próximo semestre va a ser igual o más cargado para los azules, tendrán el torneo local, la Copa Libertadores y los partidos de la Selección donde seguramente tendrán que ceder jugadores, un panorama que puede ser una fiesta o puede ser un trago muy amargo, todo dependerá de la preparación y de las evaluaciones que se hagan tras un cierre de año que lamentablemente opaca lo positivo del primer semestre.

1Basualdo tras el encuentro ante Fluminense puso su cargo a disposición, habrá que ver qué pasa y que decide Azul Azul. El DT argentino sólo lleva un semestre de trabajo en la U.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>