Tercera liga azulgrana consecutiva

Barcelona logró un muy merecido tricampeonato tras el empate 1-1 con Levante de visita. El cuadro de Guardiola durante toda la temporada demostró ser el mejor, en juego, en la calidad de sus jugadores y en el espíritu deportivo, compitiendo con un Real Madrid que nunca demostró estar a la altura y que se dejó desviar por el exhibicionismo mediático de su entrenador. Un muy justo campeón que celebrará como corresponde y que esperará la final de la Champions League en Wembley ante Manchester United.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *