Tapia debe encontrar respuestas a los acertijos

tap_der

San Marcos de Arica no sólo le robó tres puntos a Colo Colo desde el Monumental, sino que además sembró dudas sobre la capacidad de reacción de Tapia en el banco albo, un cuestionamiento que ya se había dejado ver en algunos partidos de inicio del campeonato anterior y que ahora pareciera volver a poner piedras en el camino para el DT del Cacique.

Tapia confía en sus jugadores y ha mencionado en más de una ocasión que el esquema lo puede ir modificando gracias a la capacidad individual de los integrantes de su plantel, pero el virtuosísimo de sus jugadores y la esperada explosión de los jóvenes tiene que ser efectuada en un tablero de fichas acomodadas a la perfección y con una capacidad de generar variantes que generen distintas estrategias de ataque cuando se está ante un equipo ordenado y aplicado en todas su líneas como lo fue San Marcos.

Las fórmulas de ataque de Colo Colo no sólo fueron predecibles, sino que lentas y construidas para ser finalizadas por un 9… ¡¡Pero no había 9!!… Suazo demostró que su actual naturaleza en la cancha no es cerca del manchón penal ni entre los dos centrales, sino que es más atrás y con más espacio, algo que Tapia no supo detectar y no supo cómo aprovechar y contrarrestar durante 80 minutos, cuando recién ahí metió al campo de juego al joven Nicolás Orellana, un 9 neto que se movió en el área y que en sólo 3 minutos obligó a que la línea del fondo nortina se moviera unos metros para atrás debiendo descartar a la fórmula de fuera de lugar como alternativa válida de protección.

¿Luís Pedro Figueroa? Si tenía la obligación de desbordar, falló, si tenía la obligación de hacer paredes, falló, si tenía la obligación de meter centros, falló, y para colmo, si tenía la obligación de atacar, al parecer no le avisaron bien por dónde… Se pensaba que sería la pareja perfecta para Fierro (algo similar a lo de Delgado y Beausejour), pero por uno extraña razón o el capitán albo o el ex celeste terminaban en la parte interior del campo, lejos de la banda o en un fuera de lugar incuestionable ¿Cuándo Fierro logró sumar en ofensiva? Cuando parecía que estaba en la posición que lo usaba Borghi y quedaba a tiro de arco (probó en por lo menos 5 ocasiones) cerca de la medialuna, pero quedando sin posibilidad de vuelta inmediata y con un Figueroa que no pudo cumplir cobertura y menos sorprender con una pared rápida o sorpresiva.

Es verdad que esto recién comienza, pero Tapia debe buscar cómo responder a esas dudas y dejar de entregar la sensación de que si salen uno o dos titulares (en este caso Vecchio y Paredes) se desarma el esquema y se queda a la deriva a la espera de una genialidad personal… Se nota que el DT albo ha logrado ordenar y estructurar “un equipo”, lo que parecía imposible, pero ahora llegó la hora de pasar al “siguiente nivel”, de lograr que la mayor posesión de balón se traduzca en victorias y por sobretodo lograr que los nombres no pongan en problemas al equipo.

One thought on “Tapia debe encontrar respuestas a los acertijos

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *