Sólo suma dudas, pifias y malos ratos para los hinchas

Colo Colo perdió con Santiago Wanderers en Valparaíso y sigue en caída libre, no se trata de decir que sólo van dos fechas y que sería precipitado la salida de Cagna, los albos desde el año pasado que vienen jugando mal, no logra identidad en el juego y para colmo en la pretemporada tras un muy razonable tiempo de trabajo el cuadro popular volvió peor y con dudas en el mediocampo y las bandas que cada vez le duelen más.

Si uno mira uno por uno a los jugadores de Colo Colo cree que verá un buen juego, rápido y coordinado, pero cuando el equipo blanco se mueve en el césped parece un cuadro con ganas pero sin tiempo, sin juego de conjunto y sin coordinación en sus bloques, dicho desorden que ya había quedado en evidencia cuando el 2010 perdió el título a manos de la UC, se extendió en los juegos de pretemporada y fue aprovechado por los caturros para lograr una victoria ante su gente.

La victoria por 2-1 pudo ser más amplia o pudo haber quedado en un empate, pero en ocasiones el fútbol nos sorprende con la repartición de justicia en la cancha, sobretodo tomando en cuenta que los verdes se tiraron para atrás en el segundo tiempo y que las individualidades de los albos algo comenzaron a hacer, pero se diluyeron conforme sumaban más minutos, además, las bandas suman vértigo con Ormeño y Magalhaes, pero no muestran capacidad de finalizar de buena manera la jugada o de ser parte de un juego asociado, por lo que como diría un buen amigo argentino “corren al pedo”.

Los caturros tuvieron un muy buen primer tiempo y mostraron cartas en ofensiva que marearon y agotaron a Colo Colo, como fueron Ubilla, Barrales, Muñoz y Silva, e incluso en la segunda mitad el ingreso de Pablo López también produjo jugadas en ofensiva, sobretodo con la expulsión de Millar. Así Llop suma respaldo a su trabajo y demuestra que su constante movilidad en el bporde del campo logra contagiar a sus dirigidos y ordenar el naipe cuando es necesario, teniendo a Villarroel como principal director de orquesta al momento de traspasar instrucciones.

¿Y Cagna se va? Esa pregunta seguirá mientras en Colo Colo sigan los malos resultados y sobretodo mientras no se vea una mejora en el juego, y sobretodo, mientras Blanco y Negro siga mostrando su mal manejo deportivo y su toma de decisiones pensando mucho más en la billetera que en el balón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>