simeoneDiego Simeone marcó al Atlético de Madrid con su estilo en la conducción del equipo y lo llevó más lejos de lo que cualquier aficionado colchonero podría haber soñado, por eso sus palabras tras la derrota tienen un sentido enorme de crecimiento y de trabajo que enaltece al fútbol.

“Hay que hacer una visión general. El Real Madrid fue mejor en la segunda parte, no nos dejó salir de nuestro campo y apenas creamos ocasiones. El fútbol es maravilloso por todo esto. Dicen que ganar es lo más importante, pero el apoyo el apoyo de la gente te hace ver que existe otra parte. El partido no merece una lágrima. Porque cuando uno da todo hay que tener la cabeza bien alta y prepararse para la próxima temporada”.

“Se puede ganar, se puede perder. Nos ha tocado perder, pero estamos con la tranquilidad de que lo hemos dado todo. Eso nos engrandece. Nos da la posibilidad de seguir creciendo. Y ahora los demás ya saben que el Atlético compite. La palabra no es tristeza. Es una amargura por no llegar al objetivo que muchos esperaban. Pero tengo la tranquilidad es más fuerte y me sobrepone”.

“Cuando diste todo, hay otro equipo, otros jugadores, tienes todo y nada y es una enseñanza. La vida y el fútbol es así, ahora todo mañana nada. Hay que seguir. Los aficionados del Atlético deben de estar orgullosos. La tristeza no se merece un segundo. El año que viene seguiremos molestando y compitiendo como este año”.

“A partir del lunes comenzaremos a trabajar en la próxima temporada, a ver cuáles son los nuevos fichajes y las bajas. Y a partir de ahí, tocará descansar en familia y ver el inicio del Mundial y tras todo ello, comenzar con ilusión una nueva temporada”.