San Luis comienza a tomar color

Es verdad que lucha contra el descenso, pero también es verdad que desde que llegó Miguel Ramírez (el semestre pasado) al banco canario las cosas han cambiado bastante, las ilusiones de los hinchas por seguir en primera suman cifras y el fútbol que se ve en cancha es cada vez mejor.

El día de ayer (13 de febrero) San Luis jugó un partido muy entretenido, muy movido y con mucho esfuerzo contra Iquique. A los 22 minutos fue expulsado el arquero De Paul por foul al ser último hombre y con 10 los celestes lograron ponerse 0-1 arriba con golazo de Riquero. Pero cuando el segundo tiempo se veía como 45 minutos en que se debía evita la goleda, la mano del Cheito se vio desde el banco.

El DT decidió no dejar de atacar, armo la línea de atrás de tres cuartos para arriba, achicó el campo de juego, mantuvo a Fiorina como eje de ataque y como bandera del esfuerzo y despliegue que todos debían tener en el cambio, y para completar el plan, entró por la banda derecha una verdadera pesadilla para los celestes: Gastón Sirino.

Resultado final, un 3-1 extraordinario, con buen fútbol, con limitaciones propias de cuadros que pelean el descenso, pero con un empuje y un orden táctico que sólo entregó ilusión a los de Quillota.

No será fácil, pero se ve que el equipo está muy bien trabajado por Miguel Ramírez y una frase del entrenador ejemplifica el buen camino que lleva San Luis “los jugadores ya están jugando como entrenan”. Si tuviera que apostar, apuesto por el alza de San Luis.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *