Columna Cruzada: Por un 2014 que sea cruzado

Escribo, creo, representando a la gran mayoría de Los Cruzados. Aquellos que en invierno y verano, sean amistosos o partidos oficiales, siguen a la franja en el estadio, por TV, radio, Internet o cualquier otro medio. Escribo, creo, representando a lo que se llama “el hincha”.

Harto mal se portó este año con nosotros, qué quieres que les diga. No hubo torneo del que nos hayan dejado sin triunfo y, para el solaz de nuestros rivales y del resto de la parcialidad, que -hay que decirlo- de alguna manera gozan más cuando es el árbol cruzado el caído, hasta en la última Copa UC perdimos la final.

De nada me sirve que me digan que jugamos bien, que Toselli fue el mejor arquero (y quizás el mejor jugador del campeonato), que sumamos más puntos que nadie, que le ganamos los clásicos a la U y a Colo Colo… ¡Pamplinas! Para mí, e insisto, para el hincha cruzado, este 2013 será recordado como uno de los años más nefastos de nuestra existencia.

Ahora bien, dicho lo anterior, debo reconocer que el regreso de Botinelli y la llegada del Tuto Astudillo nos dan un nuevo impulso. Se trata de gente de la casa, gente que siente el escudo y vive los colores, gente comprometida, que sabe igual o mejor que nosotros, la necesidad de un título.

Ojalá, que este 2014 llegue con otro par de buenos jugadores. En O’Higgins hay un par de todo mi agrado y, por qué no, se podría mirar afuera también. A mi juicio por lo menos, nos llora un buen central (gracias por todo Hans Martínez) y un pepero de raza, de esos que ven la pelota en el área y no sé cómo, van y la meten dentro del arco (gracias por todo Nicolás Castillo).

Así es. Mi deseo para el próximo año es que nos llegue un campeonato, una copa, un título. Pero así rápido, ¡urgente! Tenemos la Copa Chile cerca y, obviamente, el Apertura 2014 también es un objetivo. De nuestra parte por lo menos, puedo asegurar que seguiremos alentando, en las buenas y en las malas, de día y de noche, de local o de visita, como ha sido la tónica de estos últimos años. Yo creo, de corazón, que nos merecemos una alegría ¿No les parece?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>