Por qué Reinoso es un fuera de serie

El enorme Carlos Reinoso, actual DT de los Tiburones de Veracruz fue: un jugador ícono de una generación en México, ídolo de las Águilas del América y mundialista chileno. El orden de sus “perfiles” no es casualidad, ya que la popularidad del ex Audax Italiano en Chile no es ni el 1% de lo que es en tierras aztecas. Acá les contamos por qué Reinoso es un fuera de serie.

Debutó con Audax a los 16 años de edad y rápidamente destacó por sus pases y juego dinámico, tras lo cual pegó un salto a México en el año 70, llegando al América, uno de los dos  equipos más populares del país. Rápidamente se puso al equipo al hombro y comenzó un romance con la hinchada que no ha finalizado, pero también comenzó a sumar enredos de faldas con las actrices de moda, Verónica Castro, Lucía Méndez y Lupita D’Alessio.

A todo ese aire de divo y de personaje de la farándula, le agregaba un juego inigualable. Hizo goles de todo tipo, de rabona, de chilena, de mediocampo, olímpicos, de cabeza … era un crack. Además su personalidad en el campo lo transformaba en un líder y en un obstáculo muy difícil de sortear por los rivales. En esa época le goleador del América, el mexicano Enrique Borja, era su socio ideal por movimientos y temperamento.

Logró dos ligas locales, una copa, una supercopa, una copa de Concacaf y una Interamericana contra Boca Juniores, la que ganó con un golazo de tiro libre que todavía los fanáticos de Estadio Azteca recuerdan.

Pero el romance con el América tuvo una nueva etapa, la de entrenador. El año 1982 se puso a cargo del primer equipo y no sólo le cambió el estilo de juego a un cuadro que venía sin chispa, sino que también propuso el cambio de “Canarios” a “Águilas”, cambió el uniforme y entregó una mística de garra y lucha al equipo que parecía perdida tras su abandono del club el año 1979. En el campeonato 82-83 vivió una pesadilla tras ser perder en semifinales con Guadalajara (monumental pelea incluida), pero en la temporada 83-84, disfrutó de una bella revancha  en la final en un partido de miedo y ganado al más puro estilo Reinoso: con garra, con buen juego y con mucha pero mucha mística.

Después tuvo varios pasos como DT en varios equipos de México, pero nunca logró el éxito que tuvo con las Águilas del América, y si me apuran ningún jugador ha logrado semejante éxito tanto como entrenador como jugador en un club exigente, con millones de hinchas. Es por eso que Reinoso no pasa inadvertido en el DF y por eso que su romance hasta la muerte será con los de Coapa hasta la eternidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>