Plátano pal mono: el caso de Dani Alves

115553Fue un hecho lamentable, detestable y aborrecible. No es el primer caso y, por lástima, probablemente tampoco será el último. No hay doble lecturas: estamos hablando de racismo y discriminación, así de simple y crudo.

Durante la visita del Barcelona al Madrigal de Villareal -el pasado fin de semana-, un “hincha” local lanzó un plátano cuando Dani Alves se disponía a ejecutar un tiro de esquina; el mensaje era claro: “plátano pal mono”. Se trata de una manifestación que no se genera en el fútbol, pero que al igual que otras presentes en la sociedad –como la delincuencia, drogadicción o violencia-, se refleja en el estadio y en el comportamiento de los “hinchas”. En Europa el problema del racismo es serio y transversal en todo el continente.

Es importante destacar que el castigo aplicado por Villareal para el artífice de esto es el mejor de todos: nunca más en su vida podrá entrar al Madrigal. Con esto no se perjudica a los seguidores que sí tuvieron un buen comportamiento, y tampoco hay un daño al trabajo de todo un equipo con la pérdida de puntos. Acá el único perjudicado fue el tarado que lanzó la banana. El club actuó rápido y resaltó que fueron los mismos fanáticos que estaban en esa zona del recinto deportivo, los que colaboraron para identificar al pelafustán.

Quizás lo más interesante del caso Alves fue la sorpresa del propio jugador con las repercusiones del hecho: “no esperaba que la gente se involucrara con este tema tampoco. En otras ocasiones en las que había denunciado el racismo esto no pasó, era muy pesimista al respecto”, afirmó a la BBC de Brasil.

Quizás fue porque Alves insólitamente comenzó a comer el plátano en plena cancha o porque jugadores como Neymar activaron las redes sociales con la campaña #SomosTodosMacacos, lo cierto, es que el triunfo –con remontada incluida- del Barcelona quedó un poco en segundo plano, incluso cuando el final del torneo español está al rojo vivo y cuando era una fecha especial por el deceso de Tito Vilanova. Hay que combatir el racismo -tanto dentro como afuera de la cancha-, cueste lo que cueste, tarde lo que tarde; la sanción impuesta por el Villareal es un excelente ejemplo a seguir.

One thought on “Plátano pal mono: el caso de Dani Alves

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>