Personaje Mundial: Ruud Gullit unió elegancia y fuerza

El mediocampista es la manija del equipo, es el tipo genio que mide los tiempos del ataque y sabe cuando sumarse a la defensa, es un gusto poder ver a un jugador así y eso se acrecienta cuando se suma personalidad, carisma y simpatía, es el caso de uno de los jugadores holandeses más talentoso de los últimos años, Ruud Gullit.

El crack tulipán demostraba en las canchas que pisaba la magia de su pierna derecha, no sólo con pases milimétricos, si no que con definiciones precisas y potentes cuando llegaba desde atrás para sumar en ofensiva, además sus desbordes llenos de habilidad y baile venían acompañados de centros precisos y bien acomodados.

Sus principales momentos al lado del éxito los vivió en el Ajax holandés y en el Milan italiano, con el primero logró dos ligas locales (1985-1986 y 1986-1987) y con el segundo tres (1987-1988, 1991-1992 y 1992-1993), además de dos Ligas de Campeones (1989 y 1990).

Su rendimiento defendiendo a Holanda fue clava para conseguir la Eurocopa de 1988. En dicho campeonato marcó un golazo en la final ante la URSS con otra de sus virtudes técnicas, el cabezazo.
Quizás su máxima deuda es el no haber logrado brillar en la Copa del Mundo de 1990 en Italia, donde sólo jugó cuatro partidos tras la eliminación de los tulipanes a manos de los alemanes en octavos de final, sin embargo su rendimiento estaba menguado por una lesión que lo afectó antes del torneo.

Para Estados Unidos 1994 se automarginó del equipo tras desacuerdos con el entonces seleccionador holandés Dick Advocaat, situación que fue lamentada por sus compañeros, por los fanáticos y por los amantes del fútbol.
Su retiro se produjo vistiendo la camiseta del Chelsea el año 1997, club al cual también dirigió, comenzando así una carrera de entrenador que espera decorar pronto con un sonado éxito.

Las trenzas de Gullit en la cancha fueron un ícono de lucha y esfuerzo, de toque clásico y habilidoso, de fuerza e inteligencia al momento de tener el balón en los píes, un placer haber tenido la oportunidad de ver a un crack como él en todo su esplendor, pero siento que mereció mejor suerte en la Copa del Mundo, donde su nombre debió quedar grabado con una dosis mayor de logros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>