Messi, Kaká, Cristiano y Rooney: Un Mundial para el olvido

Son reconocidas figuras mundiales y tienen algo en común aparte de los millones en sus cuentas corrientes: Los cuatro fracasaron en la Copa Mundial.

Wayne Rooney: Dos mundiales, ningún gol. Jugó de segundo delantero, pero fue absorbido por las cuatro defensas que enfrentó, al punto de sólo realizar 13 disparos en toda la copa. Para un delantero que candidateaba a goleador del certamen por sus números en el Manchester es obviamente un papelón. Si vino, nadie lo vio.

Cristiano Ronaldo: Cero goles en la Eliminatoria, uno solo en el Mundial. Queiroz nunca le encontró el puesto y lo dejó morir tirado a las bandas, con sólo 21 remates hechos en toda la copa y un aceptable porcentaje de pases bien ejecutados (94 de 151). Ante España, cuando había que verlo, Cristiano no se tuvo fe. Casi ni jugó.

Kaká: Cuatro partidos, tres pases-gol. Kaká llegó con problemas físicos, pero aun así produjo pequeños chispazos. Eso sí, para un favorito a rey de la copa es inadmisible su bajo promedio de tiro a puerta (pateó solo 8 veces en 4 partidos). Sin más socios que los dos puntas (el resto eran metedores), Kaká fue un fantasma en la hora clave: ante Holanda.

Lionel Messi: Jugó 450 minutos, hizo cero goles. No fue punta como el Barza, sino conductor retrasado y participó 5 de los 10 goles de su equipo. Disparó 30 veces a puerta y dio 244 pases buenos de los 337 que ejecutó. Hizo una buena primera fase, pero sucumbió cuando el poderío de los rivales fue creciendo. Ante Alemania no la tocó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>