“Maradona como metáfora argentina”

Una cruda visión de la realidad socio cultural argentina vinculada con el fenómeno Maradona publica el diario El País de España, con la firma de John Carlin y Carlos Pierini. Titulado “Maradona como metáfora argentina”, el artículo recorre la historia del país trasandino y la actualidad, en tanto que compara el comportamiento del ex entrenador de la selección albiceleste con la conducta social de los argentinos.

Algunos de los extractos de la nota señalan lo siguiente:

“…en un país que hace 100 años era uno de los 10 más ricos del mundo, la tercera parte de los recién nacidos están condenados a crecer en la pobreza, si es que logran crecer. Ocho niños menores de cinco años mueren al día debido a la desnutrición en un país que debería ser, como hace tiempo fue, el granero del mundo”.

“Semejante aberración florece en un contexto político en el que a lo largo de más de medio siglo juntas militares han alternado el poder con Gobiernos populistas, corruptos o incompetentes. El actual Gobierno peronista de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (como el anterior, de su marido Néstor Kirchner) es más afín al de Hugo Chávez en Venezuela o al de Daniel Ortega en Nicaragua que a los Gobiernos pragmáticos y serios de Brasil, Chile o el vecino Uruguay donde, por cierto, hoy se consume más carne per cápita que en Argentina”.

“¿Dónde ha quedado la famosa Justicia Social proclamada hasta el cansancio por el peronismo que ha gobernado la mayor parte del período democrático instaurado en 1983? ¿Cuál es el problema? El problema es Diego Maradona. O, para ser más precisos, lo encarna, como símbolo, Maradona, el Diez, el Dios Argentino, el ídolo nacional por goleada”.

“La idolatría a los líderes redentores, el culto a la viveza y (su hermano gemelo) el desprecio por la ética del trabajo, el narcisismo, la fe en las soluciones mágicas, el impulso a exculparse achacando los males a otros, el fantochismo son características que no definen a todos los argentinos, pero que Maradona representa en caricatura payasesca y que la mayoría de la población, aquella misma incapaz de perder la fe en el peronismo, aplaude no con risas sino con perversa seriedad. El punto de partida es la negación de la realidad”.

“El fracaso de Maradona en el Mundial fue el espejo del fracaso de Argentina como país. Por un lado, una falta de rigor y humildad en la planificación; por otro, un derroche de los recursos disponibles. Talento sobraba, salvo que por amiguismo, ceguera, populismo patriotero o sencilla idiotez Maradona decidió no convocar a la mitad de los mejores; no solo no explotó los recursos que tenía, no los quiso ni ver.

“El nuevo seleccionador, Sergio Batista, puso en el campo contra España a cuatro jugadores básicos que Maradona ni siquiera había convocado para Sudáfrica y lo que se vio fue un equipo sólido que hubiera sabido competir contra Alemania, como contra cualquiera en el Mundial. Es decir, el sentido común existe en Argentina; solo que demasiadas veces, obliterado por la luz maradoniana, brilla por su ausencia”.

“En el sistema maradoniano solamente brilla la ilusión. Dentro de este sistema de pensamiento las cosas terminan no teniendo ni pies ni cabeza. Resultado: fracaso en la vida y arrastrando en el fracaso, en este caso, a la selección argentina, pero también se puede arrastrar a toda una nación”.

“Recorriendo la historia del siglo XX sabemos la potencia destructiva de la ilusión cuando no es contrabalanceada por la realidad terrenal, nunca tan agradable ella como los espejismos de la ficción”.
“Cuando llevados por la fantasía se eligen directores técnicos o presidentes o sistemas de características populistas, autoritarios y antidemocráticos, con pocos pies sobre la tierra, el resultado inevitable es el fracaso”.

“Un director técnico que no tiene ni ha tenido capacidad para manejar su vida, que además no es director técnico (por preparación) y por lo tanto al titularse así toma las características de un impostor, tuvo como resultado el descalabro de la selección argentina”.

“Puede ocurrir nuevamente algo similar con la Argentina misma si los directores técnicos, léase la pareja que lleva siete años en el poder, siguen el camino compulsivamente repetitivo de la tergiversación permanente de la realidad. El endiosamiento de seres Ídolos-Dioses a los que no se debe criticar, como a Perón, Evita, Maradona, Cristina Fernández o Néstor Kirchner, intocables seres sin errores, lleva al fracaso reiterativo y doloroso que arrastra a millones de argentinos al sufrimiento”.

“El granero del mundo se va convirtiendo en un país lleno además de granos de pústulas creadas por el sistema: fracaso, pobreza, desnutrición, inseguridad, criminalidad, destrucción de las instituciones, ataque permanente a la prensa opositora, ataque a la ley, destrucción de la educación (eso también) y llegamos entonces a que la fantasía de ser un pueblo protegido por los Dioses cae en una triste y ridícula realidad”.

“…Decía Albert Einstein que la locura era repetir lo mismo una y otra vez, esperando diferentes resultados. Eso es lo que propone Maradona al reafirmar su derecho a dirigir la selección de fútbol. Al apoyar su estrambótica candidatura, los Kirchner, eso sí, están siendo consecuentes. Ellos también piden, pese al fracaso mundialista de su gestión, como el de los regímenes peronistas que los precedieron, que se prolongue su dinastía en las elecciones generales del año que viene. Es probable que lo consigan. Sería la victoria del pensamiento mágico maradoniano, sobre el que el sol de la bandera argentina nunca se pone.

8 thoughts on ““Maradona como metáfora argentina”

  • 06/10/2010 at 16:24
    Permalink

    excelente nota!!!

  • 06/10/2010 at 16:52
    Permalink

    Me tienen chato los españoles, hace rato que se creen lo mejor que hay

  • 06/10/2010 at 16:54
    Permalink

    Por muy mal que estén los argentinos, que los españoles se metan en sus cosas nomás

  • 06/10/2010 at 16:55
    Permalink

    Maradona es el reflejo de una sociedad en decadencia

  • 06/10/2010 at 16:59
    Permalink

    La prensa española es efectista y sensacionalista. Si bien Maradona es un fraude, de ahí a compararlo con la sociedad argentina es mucho. Argentina anda mal, pero ni Haití está al nivel de decadencia del gordo ese.

  • 06/10/2010 at 17:02
    Permalink

    más cagao que maradona

  • 29/11/2010 at 11:02
    Permalink

    Maradona es el mejor jugador de todos los tiempos, algo de futbol debe saber no creen?
    esta bien el mundial fue un fracaso, el tipo se dejo llevar mas por la pasion y amiguismo de los jugadores antes que hacer un buena estrategia, como hizo en marzo en munich. y los kirchner son lo mejor que le paso a la argentina desde Peron, ustedes que hablan del granero del mundo, lean mas sobre esa epoca y como vivia nuestra sociedad. a pesar de nuestro errores estoy orgulloso ser argentino y de tener a maradona

  • 07/12/2010 at 17:48
    Permalink

    GRANERO DEL MUNDO?? USTEDES QUIEREN QUE AMÉRICA LATINA SIGA SIENDO PROVEEDORA DE EUROPA. SE FIJARON QUE NUNCA PLANTEARON QUE ARGENTINA DEBÍA INDUSTRIALIZARSE. EUROPA CONQUISTO Y ARRASO AMÉRICA LATINA Y ÁFRICA EN SU TOTALIDAD Y NO OBSTANTE VIENEN A DECIRNOS COMO TENEMOS QUE COMPORTARNOS EN LA ÉPOCA DEL GRANERO DEL MUNDO Y DURANTE LAS 2 GUERRAS MUNDIALES USTEDES, LOS TANOS Y TANTOS OTROS SE VINIERON A MATAR EL HAMBRE ACA GALLEGOS MUERTOS DE HAMBRE.
    ME DAN ASCO! NO SOLO ESO SINO QUE EL GOBIERNO DE LOS KIRCHNER SE MANTIENE FUERTE POR ENCIMA DE EL BLOQUEO DEL PODER DE LOS CIPAYOS DEL PAÍS QUE LO VENDIERON SIEMPRE Y SON LOS VERDADEROS CAUSANTES DEL EMPOBRECIMIENTO NACIONAL MIENTRAS USTEDES EN EUROPA ESTÁN ENFRENTANDO UNA GRAN CRISIS.
    EL EJEMPLO PRINCIPAL QUE JUSTIFICA LLAMARLOS CIPAYOS ES ESTE MISMO ARTICULO. PUBLICAN SEMEJANTE ABERRACIÓN EN CONTRA NUESTRA.MEDIOS DEL PAÍS

    SINCERAMENTE ME DAN ASCO!

    SIGAN CERRANDO LAS PUERTAS DE BARAJAS. Y USTEDES SIGAN LEYENDO ESTO.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>