Las mañas y pataletas de David Pizarro

De acuerdo con lo publicado hace algunos días por La Tercera, David Pizarro probablemente será el primer “cortado” en la lista de seleccionados para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. El porteño habría ignorado los últimos correos y llamados de Jorge Sampaoli, incluso –según lo informado por el matutino- no lo habría recibido en Florencia durante la última “gira europea” que efectuó el entrenador de la Selección Nacional.

Estos desaires habrían provocado –y con razón- que el DT no lo incluyera en la nómina para enfrentar a Alemania la próxima semana y ya se dice que no será considerado para la participación de “La Roja de Todos” en tierras cariocas. El argentino habría interpretado todo lo ocurrido como una renuncia a “seguir siendo parte del proceso”. Por su parte, Pizarro negó los desencuentros y respondió en El Mercurio de Valparaíso que “el técnico no me llamó y punto”.

Es conocido que “El Fantasista” tiene su genio. Hace años renunció a la Selección Nacional por el “poco profesionalismo” que imperaba –en todo ámbito- en el elenco chileno. Aunque es cuestionable eso de “renunciar a defender a tu país”, muchos comprendieron las razones que hubo para perder la paciencia; el fallido camino hacia Alemania 2006 fue el adiós para Pizarro, no había vuelta atrás. Con Marcelo Bielsa y Claudio Borghi algo se intentó, pero no hubo caso: simplemente no estaba disponible.

Aunque aún estaba fresco el recuerdo del “bautizazo”, los esfuerzos de Jorge Sampaoli por hacerlo regresar dieron frutos: Pizarro volvió después de mucho tiempo y con plena vigencia en la liga italiana. ¿Quién podría cuestionar sus méritos y capacidades? El nacido en Valparaíso afirmó que regresó, principalmente, para que su familia lo viera jugar un Mundial de Fútbol; el sueño de cualquiera que se dedica a este deporte.

Pero no todo ha salido como se esperaba. Se dice que Pizarro está molesto por el lugar secundario que ha tenido desde que regresó a Juan Pinto Durán. La competencia que tiene en el mediocampo es brava y eso ha repercutido en pocos minutos de juego, menos de los que podría tener o debería tener un jugador de su categoría y trayectoria.

¿Es importante tener a Pizarro en Brasil 2014? Claro que sí; son pocos los jugadores con su experiencia y que exhiben un rendimiento sostenidamente destacado en su posición. El nacido en Santiago Wanderers es bienvenido si quiere aportar al grupo y ser un obrero al servicio de los requerimientos que tenga Sampaoli.

Es cierto, todos quieren jugar, sobre todo los consagrados como él, pero a los divos y a los conflictivos hay que mantenerlos lejos del mundial que se nos avecina. Hay suficientes problemas con España, Holanda y Australia para, más encima, estar pendientes de las malas caras y los pucheros. Si David Pizarro efectivamente tuvo la actitud desubicada, maleducada e infantil que se denunció, simplemente habría que borrarlo. Jorge Sampaoli debiera tomar su lápiz y, sin pensarlo dos veces, tachar su nombre de la lista de los “elegidos”. Es importante marcar precedentes y dar señales de que nadie está por sobre el resto, ni siquiera el más experimentado o la figura del momento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>