La Roja lo pasa muy bien en la cancha

Chile cumplió y derrotó a Estonia, pero lo más importante fue que se vieron varias cosas que permiten acrecentar la confianza que hay en el trabajo encabezado por Borghi a la espera de la Copa América. Compromiso, rapidez, un grupo muy unido, manejo del balón muy preciso, sociedades y sobretodo un equipo que se ve que no quiere pensar en otra cosa que en el arco rival, son aspectos que antes de una competencia tan intensa y corta como la continental que se desarrollará en Argentina, son un plus para cualquier selección.

La banda derecha de Chile es un vértigo inagotable que tiene un nivel técnico y físico que es capaz de dar problemas a cualquier selección de América, y lo mejor de todo es que lo saben y explotan, Isla y Alexis son letales y si más encima se les suman Fernández y Chupete con facilidad, los toques de primera y con mucha precisión se multiplican y generan muchas oportunidades de gol.

Por otro lado, la banda izquierda si bien parece, en comparación con la derecha, con mucho menor vértigo, cuenta con Beausejour que preocupa y sigue muy bien las jugadas, incluso tuvo un par de ocasiones de gol, lo que obliga a que los rivales tengan que estar muy atentos en ambos sectores.

Pero uno de los puntos que es muy destacable en lo que se mostró en la cancha del Monumental, tiene que ver con la creatividad e iniciativa que se mostró en todo momento, con pases profundos, movimientos dinámicos y un entendimiento que parece estar en su punto máximo tras años de juego en conjunto en la selección y en distintos clubes, lo que es muy importante en un grupo que se nota que lo está pasando bien, que quiere hacer historia y que sabe que tiene las herramientas necesarias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>