La nefasta moda de las canchas sintéticas en los estadios chilenos

El nuevo Luis Valenzuela Hermosilla de Copiapó está muy pronto a ser entregado y al igual que muchos de los nuevos recintos, se ha construido con altos estándares. Pero hay algo que empaña todas estas buenas intenciones: las canchas de pasto sintético.

Por ahora y sólo por ahora, porque se pueden venir más, en Chile los estadios que cuentan con gramado artificial son: Osorno, La Florida, Puerto Montt, Quillota y próximamente Copiapó, más una serie de otros recintos en pequeñas ciudades.

Que la ausencia de agua, que el exceso de agua, que el sol, que el barro, que el desierto, que los hielos. Las razones pueden ser muchas pero ninguna es válida, las autoridades sólo quieren ahorrarse dinero y evitarse la “molestia” de tener que mantener en buen estado el campo de juego, algo que la mayoría ha reprobado históricamente. En países donde hay escasez de agua si tienen buenas canchas naturales y en otros donde el frío y la lluvia es mucho mas inclemente que acá, sus canchas de pasto natural son verdaderas mesas de billar. El factor climático no es excusa.

Quienes toman las decisiones de hacer la cancha de material sintético seguramente nunca se han vestido de corto y menos han pateado una pelota. En países más futbolizados y en equipos con gran tradición jamás se les ocurriría eliminar el pasto de sus canchas. Es inimaginable jugar en el Camp Nou, en el San Siro o en La Bombonera sobre una alfombra artificial. Jamás tendrían esa mala idea.

Hay un punto que quienes impulsan la instalación de estas canchas han olvidado: los jugadores. A ellos NO les gustan estas superficies y se han quejado sin ser escuchados, desde estar más expuestos a lesiones a no poder acostumbrarse al comportamiento del balón son algunos de los puntos que exponen. Sin ellos el fútbol no existe, ellos son los protagonistas, pero al parecer su opinión no interesa.

Los futbolistas no las quieren, los hinchas tampoco y me imagino que algunos dirigentes también están en contra, entonces porqué insisten. No jodan más y no destruyan el romanticismo que tiene el fútbol y si quieren que esto se parezca al Fútbol Americano, imiten su organización y no el terreno donde se juega. El pasto no es sólo para las vacas, también lo es para nuestro fútbol y dejémonos de inventos.

One thought on “La nefasta moda de las canchas sintéticas en los estadios chilenos

  • 16/07/2012 at 17:10
    Permalink

    estoy de acuerdo .la gramas artificial.no es muy comoda para jugar.mi me gusta mas la natural.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>