Una Italia más defensiva que nunca

La selección “azzurra” llega al Mundial con mucha indiferencia del medio, principalmente acentuada por el juego mostrado tanto en la fase eliminatoria como en los amistosos recientes.

Bastó que se lesionaran los dos únicos jugadores capaces de “distribuir fantasías”, como dicen en Italia, o sea Andrea Pirlo y Mauro Camoranesi, para que Lippi se diera cuenta que no tiene reemplazantes capaces de darle a su equipo el mínimo de juego que debe nacer de su mediocampo.

Aquí emerge la mediocridad de esta selección italiana en comparación con la de Alemania: aquella contaba con jugadores como Francesco Totti, Alessandro Del Piero, Alessandro Nesta, Fabio Grosso, que podían aportar buen en lugar del tradicional juego eminentemente físico de los italianos. Ninguno de ellos está en el Mundial Sudáfrica y por el contrario, llegan con cuatro años más, Gianluigi Buffon (33 años), Fabio Cannavaro (37), Gianluca Zambrotta (34) y Gennaro Gattuso (33), que para peor vienen de una muy mala temporada futbolísticas en los clubes Milan y Juventus.

No convocados Antonio Cassano y Mauro Balotelli, por convicción personal del técnico, Italia no tiene un solo jugador con las ideas y las virtudes técnicas necesarias para plantear un juego ofensivo, basado en posesión del balón y dominio del campo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>