Gerd Müller, goleador de fuerza y voluntad

muller

El alemán es un goleadeor inigualable, con una potencia que lo volvía incontrolable para las defensas rivales, con unas estadísticas impresionantes y con una fuerza de voluntad a toda prueba que fue capaz de incluso derrotar al alcoholismo. Recordemos a este jugador alemán que fue un verdadero campeón.

Atención… jugó 13 partidos en la Copa del Mundo por Alemania y anotó 14 goles, mientras que por clubes llegó a los 700 encuentros y logró 633 goles, cifras impresionantes para sus 18 años de trayectoria que comenzó en el TSV 1861 Nördlingen alemán, se consagró en el Bayern Munich y terminó en el Fort Lauderdale Strikers de Estados Unidos.

¿Títulos? De sobra. Cuatro Bundesligas (Bayern Munich), 4 copas de Alemania (Bayern Munich), 3 Copas de Europa (Champions League) (Bayern Munich), una copa Intercontinental (Bayern Munich), una Eurocopa (Alemania) y una Copa del Mundo (Alemania).

Además, fue 7 veces goleador de la Bundesliga, 4 de la Copa de Europa, una de la Copa del Mundo y una de la Eurocopa, un verdadero Bombardero que medía sólo 1.76 cm de altura, estereotipo completamente alejado del atacante teutón, algo a lo que también superó Müller.

Pero su mayor victoria fue la que tuvo ante el alcoholismo. Cuando terminó su carrera en estados Unidos y volvió a Alemania, su vida tuvo un giro y cayó en el consumo excesivo de alcohol, estuvo muy cerca de caer sin remedio, pero sus amigos ex futbolistas campeones del Mundo con él, fueron los que lo tomaron y llevaron a rehabilitación, lo que logró a su fuerza interior y voluntad.

Un crack, un verdadero crack.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *