Gary sabe enmendar el rumbo

El pitbull sabe reaccionar ante los momentos difíciles. En Sevilla se agarró a golpes hace dos semanas con un compañero y fue suspendido por su DT, el mítico Michel, pero volvió con todo. En el penúltimo partido ante el Osasuna anotó un golazo y este fin de semana ante el Valencia en Mestalla nuevamente dijo presente en el marcador. Gary está hecho de una fibra que entiende y disfruta del fútbol, cuando parece desenfocarse sabe que esto es con la pelota… aprieta los dientes, demuestra que su éxito no es casualidad, que sabe remar contra la corriente y que sabe enmendar el rumbo. Un jugador que todo equipo quisiera tener, con un temple envidiable y un juego basado en una excelente lectura del juego apoyada por un fondo físico envidiable.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *