Está hecho para las grandes ocasiones

Martín Palermo es un jugador que responde con presión, que desde que apareció en Estudiantes de La Plata no pasa desapercibido en un campo de juego, le acomodan las finales, los clásicos, los partidos importantes y de seguro la Copa del Mundo le acomodará, aunque juegue pocos minutos, esos minutos de seguro algo de espacio tendrán en la historia del Loco.

Ganó todo con Boca Juniors. No ha festejado nunca alguno de los goles que le ha anotado a Estudiante de La Plata. En un juego ante Gimnasia y Esgrima de La Plata jugando por los Xeneizes anotó con zapatos rojos y los besó. Celebró con los aficionados del Villarreal un gol y un pequeño muro le cayó en el pie produciéndole una grave lesión. En la Copa América 1999 se perdió tres penales consecutivos en el mismo partido ante Colombia. Volvió de una rebelde lesión ante River Plate en la Bombonera por la Copa Libertadores faltando pocos minutos y anotó. Es el máximo goleador histórico de Boca Juniors. Diego le dio los últimos minutos del juego que iba 1-1 ante Perú en el Monumental y Palermo marcó el 2-1 rumbo a Sudáfrica 2010. Le hizo dos tantos al Real Madrid en la final de la Copa Intercontinental 2000.

Son sólo algunas de las historias de Martín, un crack que a los 36 años de seguro formará parte de la nómina que Maradona entregue para Sudáfrica 2010, y se lo merece, un jugador que años tras año fue mejorando, que se levantó en los momentos difíciles y nunca le hizo el quite a la responsabilidad de tener que marcar, un jugador que será un gusto ver en la Copa del Mundo y que seguramente alguna historia escribirá.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>