Lo grita España ¡Campeones, Campeones!

Hay un nuevo campeón, un justo campeón. España se quedó con la Copa del Mundo en una final muy nerviosa que tuvo a la selección de Del Bosque buscando ganar y una Holanda que no quería perder, que fue mezquina y egoísta en su búsqueda del arco contrario. Ganó a fin de cuentas quien lo buscó más gracia s un gol de Iniesta en tiempos suplementarios.

Comenzó España dominando el encuentro, Holanda no encontraba el balón, lo que se tradujo en un par de llegadas peligrosas, pero no se logró el gol, permitiendo la reacción orange que se olvidó del buen juego mostrado ante Brasil y se dedicó a pegar, sacándola barata gracias al deficiente arbitraje de Howard Weeb que debió de haber expulsado a De Jong por una plancha a Alonso en el pecho.

De ahí en adelante el primer tiempo se volvió una cadena de golpes, tres amarillas parta Holanda y dos para España, desapareció el fútbol y en ese escenario sacó ventaja el equipo naranja que aprovechó de preocupar con pelotazos y balones detenidos.

Se fueron al descanso cero a cero yt a la vuelta no cambió mucho el panorama, hasta que cerca del minuto 60 Holanda planteo un miserable planteamiento basado en el contragolpe, decidió mandar sin vergüenza alguna sus líneas para atrás y dejar su posibilidad de gol disminuida a un carretón de Robben o una pase profundo para Van Persie, o sea, Holanda se dedicó a no perder mientras que España seguía buscando el gol.

Con este planteamiento siguió el cero a cero, lo de Del Bosque vieron bloqueado su juego asociado y vivieron un par de momentos de angustia debido a la velocidad de Robben, pero que no se transformaron en gol gracias a la calidad y buena actuación de Casillas, dejando así el cero a cero en os 90 minutos y obligando al alargue,

Se fueron a tiempos extras y el escenario no cambió, España trataba y Holanda aguantaba y llegó un momento en que no pudo aguantar más.

Una clásica jugada española, con toque sutil e intercambiando de posiciones permitió que apareciera Iniesta mano a mano con Stekelenburg y lo fusiló, decretando así el 1-0 que sería definitivo y que le entregó la Copa del Mundo al equipo que buscó y que siempre fue más equipo. España campeón, un justo campeón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>