Engañar no es “ejemplo de valor”

Barnechea vs Colo ColoYa estaba bueno. Fierro es uno de los jugadores más exagerados y alaracos que hay en nuestro fútbol. Cada foul que le hacen pareciera ser un golpe artero que por lo menos le rompió tres huesos y que le genera un dolor que justifica el que se revuelca en el pasto y genere una cara de dolor sin importar la magnitud del golpe. Así que ya estaba bueno…

Es cierto que el llamado al tribunal por simulación debería de ser algo constante ante caso similares, pero no es menos cierto que el jugador albo es ícono de la simulación en nuestro fútbol y que provocó la expulsión de un jugador rival, incrementando así su historial de engaños al árbitro que llevan al de negro a la equivocación (algo que lamentablemente, para colmo, es recurrente en nuestros tiempos).

Es de esperar que independiente de la sanción o no al jugador, el llamado sea una alerta para todos los futbolistas que intentan engañar al árbitro, a sus rivales e incluso a sus compañeros (¿o acaso no pudo haber sido peor el escenario debido a la reacción de hiperventilado y poco eficiente arquero de Colo Colo , Paulo Garcés, que fue a encarara al jugador de Iquique inmediatamente?), ya que el juego no sólo se basa en el cumplimiento de las reglas, sino que en el respeto a los que estén en el campo de juego.

Colo Colo de seguro va a reclamar y va a tener la clásica pataleta que desde que tengo uso de razón hace cuando hay sanciones en su contra, pero ojalá que en la interna el equipo popular se de cuenta que el capitán no puede seguir manteniendo esa actitud en el campo de juego y que el ejemplo de valor y de hidalguía se debe dar dentro y fuera de la cancha.

Por último, una mención especial para el tribunal de la ANFP, felicidades por tratar de poner atajo a estas acciones, pero esperemos que esta vez sea una medida constante en el tiempo y no una payasada mediática más como las que nos tienen acostumbrados en el último tiempo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *