El triste episodio de Battiston

batistton_001

España 1982 era el escenario. La instancia semifinales. El estadio Sánchez Pizjuan de Sevilla y los equipos que luchaban en la cancha por la Copa del Mundo eran Francia y Alemania.

Dos estilos de fútbol totalmente dispares, la elegancia y elegancia gala en contra de la fuerza y la mecánica de Alemania. Sin duda un partido cargado de emociones hasta el final, pero que vivió uno de los momentos más dramáticos y polémicos que se han visto en la historia de la Copa del Mundo.

Littbarski había puesto en ventaja a los teutones a los 17 minutos, posteriormente Platiní entregó la igualdad a los franceses, desde ese momento el partido se volvió de ida y vuelta.

A los cinco minutos del segundo tiempo entró para los azules Patrick Battiston en reemplazo de Genghini, con el objetivo de aprovechar su velocidad ante la cerrada defensa alemana que estaba jugando mucho a hacer la línea para provocar el fuera de lugar y evitar el desgaste físico que implicaba el mano a mano.

Platiní, el cerebro francés del medio campo, decidió aprovechar a Battiston.

El dotado mediocampista bleu le metió una pelota profunda a espaldas de los centrales germanos al recién ingresado, en ese momento el portero alemán Harald Schumacher salió a su encuentro corriendo como un camión y ahí ocurrió lo peor, le propinó un choque descomunal a la entrada del área y nunca golpeó al balón, impactó a su antebrazo con toda fuerza en contra del rostro del galo, que cayó inconsciente al suelo, no conforme con eso, el meta se devolvió corriendo a su arco con una actitud de misión cumplida despreocupándose del estado del jugador rival.

El árbitro del encuentro, el holandés Charles Corver, en una cuestionable actitud, no cobró foul y tampoco mostró tarjeta alguna al 1 alemán, sólo cobró saque de meta.

Battiston debió ser remplazado por Lopez tras sólo 10 minutos de haber permanecido en el campo y retirado en camilla hacia la ambulancia que lo llevó de forma inmediata al hospital correspondiente, donde se confirmó que había sufrido una conmoción cerebral y además había perdido varias piezas dentales.

El suceso indignó a los franceses y a varias autoridades del fútbol mundial, pero el hecho quedó sin sanción, Alemania ganó el partido mediante lanzamientos desde el manchón penal y pasó a la final, donde perdió con Italia ¿Justicia divina? No, lo justo era que Francia se hubiera medido con su generación dorada a los italianos en el Santiago Bernabéu de Madrid.

Archivo mundialero de : A días del Mundial

3 thoughts on “El triste episodio de Battiston

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>