El puntero de la B quiere ascender y no bajar nunca más

El campeonato de Apertura de Primera B tiene a Rangers como sólido puntero, el equipo talquino se ha ido consolidando poco a poco como el mejor de la categoría y a pesar que falta mucho campeonato para lograr el ascenso, el juego mostrado y la solidez institucional, hacen ilusionar a sus hincha que el retorno es muy factible.

Difícil ha sido el camino de Rangers en su extensa vida, a pesar de ser uno de los equipos más antiguos del país (fundado en 1902) no ha tenido grandes logros, a pesar de marcar ciertos hitos que no dejan de ser importantes en el fútbol chileno. Aparte de su antigüedad, el equipo fue el tercero de provincia en ser aceptado en la máxima categoría del fútbol chileno (1953) y el primero al sur de Santiago en hacerlo. Como también los rojinegros fueron el primer equipo al sur de la capital que participó en una Copa Libertadores, jugando la versión de 1970.

También posee un logro, pero no muy positivo, es el equipo al que mejor le viene el apodo de “ascensorista”. Sus 43 temporadas en primera y 17 en segunda lo demuestran. Su estadía más extensa en la división de honor ha sido por 23 años consecutivos, entre 1953 y 1976, pero de ahí en adelante vino el sube y baja, no pasando más de 5 años consecutivos en la A, y más de tres seguidos en la B.

Por mucho tiempo el estadio de Rangers fue un verdadero “cementerio de elefantes” donde a los grandes les costaba mucho ganar. Una multitud iba al estadio y en partidos frente a la U y Colo Colo se instalaban galerías mecano detrás de los arcos para aumentar la capacidad. Alguna vez llegaron a meter 30 mil personas en el Fiscal.

Gerardo Reinoso, ex DT piducano, dijo que Talca era una de las ciudades más futbolizadas donde le ha tocado estar y Sergio Vargas comentó que el estadio Fiscal era de los pocos del país donde la U y Colo Colo eran visita.

Ahora las cosas son muy distintas y el apoyo ya no es el mismo, aunque al parecer, institucionalmente se vienen tiempos mejores. Sólo algo sigue igual durante toda su historia: la ausencia de logros deportivos importantes. Algo que jugadores, cuerpo técnico, dirigentes y la ciudad quieren cambiar, porque la plantilla más cara de Primera B tiene como único objetivo ascender y hasta el momento las cosas les están saliendo. Si se logra vendrá lo más difícil, la consolidación en primera y comenzar de una vez por todas a escribir páginas más gloriosas en un extenso libro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>