El perder es parte del juego

Cuál es la verdadera inversión que hay que hacer en el fútbol, qué es lo que en verdad un equipo, sin importar el nivel de la competencia, debe de hacer con el fin de lograr metas, a dónde se deben enfocar los esfuerzos, al parecer la respuesta existe pero no es tomada en cuenta en muchas ocasiones.

Nuestro querido balompié se basa en una competencia entre dos equipos, donde se puede ganar, empatar o perder, es decir cada cuadro sólo tiene un 33% de posibilidades de éxito concreto con una victoria, o sea, serían con esa cifra pocos los que apostarían a ojos cerrados. Por lo tanto, tal como dijo una vez el Mono Navarro Montoya, “el perder es parte del juego”, el problema es que en muchas ocasiones no sólo no es aceptado, sino que no se trata de superar mediante el camino más sólido y gratificante.

Cuando vemos que algunos clubes gastan millones y millones de dólares en la compra de jugadores súper estrellas, que juntan un puñado de figuras y que juran que el éxito está asegurado, o cuando un colegio cree que con tener la cancha de fútbol y los balones ya tiene que por lo menos sacar un buen puesto en la competencia de turno… se puede producir el error de caer en la peligrosa omisión de algo que es vital en el fútbol: el trabajo.

La mejor inversión en el fútbol es el trabajo, no basta con pagar algo dinero, se paga con disciplina, con esfuerzo, con tiempo y con perseverancia, para así lograr que el 33% que se busca tanto esté cada vez más cerca y tenga, dentro de su ingrato margen de acción, factores que pueden ser potenciados por un equipo, un equipo de verdad, no sólo 11 jugadores que se paran en una cancha.

Las empresas, las sociedades privadas y los sponsors han hecho que algunos clubes profesionales en muchas ocasiones se olviden de respetar los tiempos y la necesidad de un entrenamiento metódico antes de lograr triunfos, lo que al final de cuentas hace que las inversiones sólo entreguen en ocasiones pequeños éxitos y que no se traduzcan en un crecimiento del nivel de juego, aumento que se puede traducir en el alza del rendimiento de algunas ligas o competencias.

¿Qué se puede hacer?, fomentar el trabajo en equipo, darse cuenta que hay que hacer algo tan básico como entrenar y transformarse en un grupo, con el fin de lograr una preparación que pueda aumentar de alguna forma ese 33% de posibilidades que son parte del juego… pero nunca olvidar que “el perder es parte del juego”.

1 MÁS OPINIONES
Al estadio por primera vez (01/10/09)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>