El mundo paralelo de Salas

Resultados negativos en momentos claves, objetivos no cumplidos, planteamientos erróneos y partidos bipolares, pueden pasar en cualquier equipo, pero cuando se alejan demasiado de las expectativas y declaraciones planteadas por el DT antes de partidos o torneos, ahí de vuelven en algo muy preocupante y eso le está pasando a Salas.

La llave ante Libertad en la Copa Sudamericana fue una muestra. El entrenados cruzado en todas sus declaraciones previas hablaba de jugar de manera inteligente la llave y de tener mayores precauciones con Libertad que con los uruguayos, y nada de eso pasó, se perdió en Santiago con un primer tiempo para los aplausos y un segundo para el olvido.

Pero la bipolaridad del campo en la UC también está instalada en el banquillo. Antes del juego de vuelta en Paraguay, Salas aseguraba lo tener duda que pueden dar vuelta la llave, que se puede pelear y que confía en que su equipo hará un muy buen encuentro ¿Resultado? Católica perdió 1-0 y estuvo lejos de preocupar a Libertad, fue un trámite para los paraguayos y los jugadores cruzados mostraron más ganas de ir al choque que de jugar fútbol, cerrando así una de las peores llaves de los de San Carlos en la Sudamericana.

Entonces ante esta realidad, que muestra un escenario que también se ve en canchas nacionales cada fin de semana (pasan de golear a un equipo a derrotas impensadas), pareciera que Salas no sabe bien qué jugadoras tienen, o que confía y pude algunos más de lo que pueden dar.

Ya la UC se olvidó de la Copa Chile tras ser derrotado en penales por Cobreloa y de la Sudamericana a manos del limitado Libertad y para colmo sigue con el nefasto antecedente de haber perdido el torneo nacional contra Iquique en un partido de infarto.

Salas está en deuda, pero con el mismo, con la necesidad de salir de su mundo paralelo basado en la sobre expectativa y la valoración de características anímicas por sobre el fútbol y la conducción táctica en tiempos y momentos precisos, conducción que debe ser en base a las a características del plantel y no a las que le gustaría o cree haber inculcado. La UC no puede esperar más.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *