¿Dónde hay más 10?

La selección chilena de fútbol está adoleciendo de la falta de enganches en el medio campo, pieza clave en el andamiaje y sistema del equipo de Borghi.

En delantera no hay mayores problemas, si bien Humberto Suazo no está lo afinado de otra temporadas, con 31 años puede aún tener un par de años buenos, capacidad goleadora tiene le sobra. Si el santonino no recupera un mejor nivel no hay que preocuparse, porque sobra talento y juventud: está Alexis Sánchez, que tiene para entregar calidad para rato; Eduardo Vargas, otro talentoso; Sebastián Pinto, potencia y gol y la gran aparición de Angelo Henríquez, quien podría convertirse en una máquina de hacer goles como lo fueron Zamorano y Salas.

En defensa, no se ve una zaga tan sólida como en otros tiempos y su futuro es algo incierto. Hay jugadores que hoy deben ser quienes tomen la responsabilidad como, Osvaldo González, Marco González, José Rojas y un posible retornado Waldo Ponce y hay que apurar a jóvenes como Luis Casanova, Igor Lichnovski, Enzo Andía y Lucas Domínguez. Jugadores que no aseguran un recambio exitoso pero si nombres con quienes trabajar.

En el mediocampo hay cantidad, calidad y recambio: Arturo Vidal, Gary Medel, Marcelo Díaz, Carlos Carmona, Eugenio Mena, Charles Aránguiz, Mauricio Isla, Jean Beausejour y Matías Fernández. Es la posición de este último jugador donde la “mesa está cojendo”.

Como enganche sólo existe en este momento Fernández, jugador de momentos irregulares, pero que en Portugal encontró la continuidad que lo llevó a un fútbol como el italiano. Pero en la selección no hay nadie que lo apure y no tener competencia y confiar en el armado del mediocampo en un jugador que no tiene reemplazo no es lo ideal.

Jorge Valdivia, difícilmente vuelva a la selección, Luis Jiménez decidió optar por llenarse la billetera de plata jugando en Emiratos Árabes y declinando por un fútbol más competitivo, lo mismo para Carlos Villanueva, quien tenía un futuro promisorio, pero desde el año 2009 y con sólo 23 años, prefirió los petrodólares de Emiratos Árabes y tiró por la borda su talento. Cristóbal Jorquera, ha tenido oportunidades y no ha mostrado mucho.

Poco, muy poco hay en quien alimente a los delanteros por el centro de la cancha, quien ponga las pausas y marque los tiempos, a pesar de la posible compañía de jugadores como Vidal y Díaz que tienen mucha llegada y habilitación.

A confiar en que Fernández siga mejorando y que el fútbol italiano le entregue algo de fuego interno, tan necesario como la claridad mental y la habilidad en los pies. Por ahora no hay nadie más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>