Columna sin título

imagenes-cielo-nublado2 Me demoré en escribir esta columna tratando de digerir -de eludir incluso- el mal rato, los malos ratos mejor dicho; vividos en las últimas semanas con Universidad Católica. De hecho, no se me ocurre nada mejor ni más ad-hoc para titular. Sabrán perdonar…

Mi ánimo, como el de todo el resto de los hinchas cruzados, no es de los mejores. Ya me olvidé de la última vez que llegué a la oficina bromeando a los chunchos o a los colocolinos. Ahora la situación es al revés. Tengo el WhatsApp lleno de chistes, de recados, mensajes que llegan por Twitter, mail o cualquier otra forma de comunicación posible. Somos el hazmerreír del fútbol chileno y, lo peor de todo, es que no se ve por dónde salir de esta pesadilla.

Desde ahora en adelante, por todo lo que resta de 2014, jugaremos a nada. Bueno, es una manera de decir, porque lo que uno espera es que los jugadores apelen a lo último que les queda (o que les puede o deba quedar) de amor propio y terminen dignamente este campeonato. Amor a la camiseta que se llama.

Eliminados de la Copa Sudamericana ante un modestísimo rival (con cero puntos en los dos partidos, cuatro goles en contra y ninguno convertido), lejísimos del puntero en la competencia local y prácticamente fuera de la Copa Chile no es mucho lo que queda por discutir. Futbolísticamente hablando, dejando de lado el verso de los huevos, las ganas, la actitud o cómo quieran llamarle, somos nulos.

Ojalá que estos meses sirvan para hacer un análisis profundo de la situación, para encontrar las causas de este mal momento (que van más allá de los paupérrimos rendimientos individuales de jugadores como Cordero, Cahaís, Bottinelli, Ramiro Costa, o Michael Ríos) e intentar dar con la tecla precisa, con el botón correcto para salir del túnel y enmendar el rumbo.

Anoche en Montevideo se perdió la primera chance. Uno esperaba que un técnico como Falcioni, con su currículum y trayectoria, no siguiera quemándose en la hoguera que es Católica en estos momentos y diera un paso al costado. No se dio. Tal vez se dé después del partido con O`Higgins en San Carlos, otro partido que no hay que ser adivino para darse cuenta que viene difícil y que pinta para bochorno.

Será domingo, a las 12, justo en horario de la eucaristía. En vez de festejos, tiene cara de misa fúnebre. No hay nada que celebrar. Por mucho tiempo. Lamentablemente.

3 thoughts on “Columna sin título

  • 20/09/2014 at 14:00
    Permalink

    I know tthis web site ofers quality dependent articles or
    reviews and additional stuff, is there any other web page
    which provides these data in quality?

  • 20/09/2014 at 20:12
    Permalink

    Hello There. I discovered your weblog the use of msn. This is a really neatly writren article.
    I will bbe sure to bookmark it and return to learn extra
    of your helpful information. Thank you for the post.

    I’ll certainly comeback.

  • 21/09/2014 at 07:19
    Permalink

    Hi there! I just wanted tto ask iif you ever have any issues with hackers?
    My last blog (wordpress) was hacked and I ended up losing many
    months oof hard wokrk due to no back up. Do you have any methods
    to prevent hackers?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>