Chile: Tremendo debut en Copa Confederaciones

El gusto de ganar jugando bien se logra siendo hincha la selección chilena, un equipo que cuando entra en sintonía se vuelve incontrolable. Un partido de Chile que más allá de las cifras mostró un equipo sólido, inteligente y por sobretodo con temple. Se comenzó con el píe derecho.

Si el primer tiempo entre Chile y Camerún terminaba 3-0 a favor de los nuestros a nadie le hubiera extrañado. La Roja entró con todo, en una sintonía fina a la que sólo le faltaba afinar la puntada final, controlando el partido y por sobretodo retomando el nivel de la segunda etapa de la Copa América Centenario, volviendo a ser un equipo envolvente, agotador para el rival y vistoso para el espectador.

Fue 0-0 el primer tiempo con una decisión muy cuestionable y paupérrima, anulando un gol de manera poco convincente pero por sobretodo de manera injusta con el recorrido del partido, pero hasta en ese momento la selección se vio firme, ya que no perdió la cabeza y mantuvo el temple necesario para volver al segundo tiempo con menos protagonismo pero sí con un control del juego en cada rincón de la cancha.

Finalmente, de manera sorpresiva el fútbol fue justo y el mejor de la cancha con un cabezazo impecable metió el 1-0. Centro de Alexis y gol de Vidal. Chile celebró sin importar validación o no de las cámaras y la ventaja se volvía una realidad. Camerún trató, pero el 2-0 no se demoró en caer, ahora jugada de Alexis y gol de Vargas. 2-0 y teres puntos al bolsillo.

Lo mejor de Chile: comenzó sin Alexis y sin Bravo ye l equipo respondió sin importar nombres, Vargas sin importar el cómo volvió a ser protagonista en el marcador, se demostró que lo de Chile hace años que no es casualidad y se volvió a la sana costumbre de ganar en el debut, algo que se había hecho en Sudáfrica 2010, Argentina 2011, Brasil 2014, Chile 2015 y que se había interrumpido en EEUU 2016.

Lo trabajable de Chile: la definición, en el primer tiempo el gol tenía que caer; las jugadas a balón parado, hoy Herrera salió mal y de no ser por el foul sobre Vidal, la ventaja de Camerún se instalaba injustamente (y sabemos que el fútbol no es justo), el resto… simplemente positivo.

Ahora viene Alemania, será un juego difícil, pero con tres puntos en el bolsillo se puede disfrutar de mejor manera y tratar, como siempre, de dominar de principio a fin.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>