France Football y la FIFA dieron a conocer la lista de 23 futbolistas candidatos al Balón de Oro, varios de ellos son incuestionables, pero otros no tienen justificación alguna y sólo tienen como respaldo el valor de sus pases o su presencia en medios, además quedan fuera, por ejemplo, Arturo Vidal o Kun Agüero, jugadores extraordinarios, protagonistas en sus ligas, integrantes de selecciones clasificadas a Brasil 2014 y referentes en sus posiciones… ¡Pero entra en la lista Gareth Bale! Un jugador que fue el tercer goleador de la Premier League, un delantero correcto pero que está fuera de la Copa del Mundo y que tiene como única característica que podría intentar dar a entender su candidatura, el haber sido adquirido por un precio millonario e irracional por el Real Madrid.

Edinson Cavani (Uruguay), Radamel Falcao (Colombia), Zlatan Ibrahimović (Suecia), Andrés Iniesta (España), Philipp Lahm (Alemania), Lionel Messi (Argentina), Thomas Mueller (Alemania), Neymar (Brasil), Andrea Pirlo (Italia), Franck Ribéry (Francia), Arjen Robben (Países Bajos), Cristiano Ronaldo (Portugal), Bastian Schweinsteiger (Alemania), Luis Suárez (Uruguay), Thiago Silva (Brasil), Yaya Touré (Costa de Marfil), Robin van Persie (Países Bajos) y Xavi (España) son jugadores incuestionables para pertenecer a la elite mundial, pero el listado que viene es muy cuestionable.

Gareth Bale (Gales), Eden Hazard (Bélgica), Robert Lewandowski (Polonia), Manuel Neuer (Alemania) y Mesut Oezil (Alemania). El galés sólo ha logrado tres títulos en su carrera, siendo el último de ellos la Copa de Inglaterra el 2008, su rendimiento fue elevado en la temporada 2012-2013, pero sólo le alcanzó para el tercer puesto de la tabla de goleadores, un perfil que no justifica su presencia entre los mejores del orbe.

Eden Hazard (Bélgica) y Robert Lewandowski (Polonia) son jugadores correctos y que pueden ser protagonistas en sus equipos, pero el belga no logró ser titular indiscutible en la UEFA que ganó el Chelsea, va por buen camino pero está en proceso, al igual que el polaco del Dortmund, que tuvo una campaña correcta y que se tradujo en el subcampeonato de la Champions League, pero su elevada cotización parece ser su única grúa para aspirar al Balón de Oro.

Mientras que los alemanes Neuer y Oezil en verdad están gratis acá. El arquero del Munich logró tres títulos en un equipazo, pero su irregularidad saltó a la vista en más de una ocasión y no significaron pérdidas de torneos gracias a la efectiva ofensiva de su cuadro. Por otro lado está Oezil, un jugador con un talento incuestionable, pero que tuvo una campaña para el olvido en el Real Madrid y que terminó con su salida rumbo al Arsenal con un millonario traspaso y contrato.

¿Por qué no estuvieron Agüero y Vidal? Quizás no fueron temporadas en que sellaron grandes contratos o millonarios acuerdos, pero fueron protagonistas incuestionables en sus ligas (Inglaterra e Italia respectivamente) en dos equipos que son parte de la historia del fútbol, con una temporada en que jugaron casi todos los partidos en sus ligas (ambos con 31 partidos) y que entregaron rendimiento y goles vitales en sus cuadros y selecciones.

De esta lista de 23 futbolistas saldrá una terna que ojalá esté conformada por Messi, Ronaldo y Ribery, y que ojalá signifique que el Balón de Oro se quede en manos del francés, que por juego, rendimiento, protagonismo y títulos debería ser el ganador incuestionable del importante reconocimiento que entregan la revista francesa y la FIFA.