Brasil sigue siendo una fiesta

Brasil volvió a ganar con contundencia antes de la Copa Mundial frente a rivales de escaso calibre, esta vez el equipo rival fue Tanzania. Los de Dunga ganaron por 5-1 y si bien es un resultado que no sirve para sacar grandes conclusiones en cuanto al sistema de juego, sí demuestra que la selección brasileña está en sintonía y lo está pasando muy bien, lo que la hace más peligrosa aún.

Los goles fueron anotados por Robinho en tres ocasiones, Kaka y Ramires, mientras que por Tanzania anotó Aziz. Así se sigue preparando el cuadro sudamericano, con calma y sin apretones que puedan producir lesiones o problemas, sin perder ritmo antes del debut.

Brasil es parte del grupo G y tendrá su primer partido el 15 de junio ante Corea del Norte, después deberá enfrentar a Portugal y Costa de Marfil.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *