Boca no esta bien

Boca es un puñado de individualidades al borde de la apatía. De la fragilidad. Ante la mínima adversidad, se derrumba. Boca, así como está, se parece demasiado a lo que fue una temporada atrás. El técnico es otro, Claudio Borghi, aunque no es el principal responsable de esta debacle. Los jugadores son otros, varias piezas que en otros clubes eran indispensables no aparecen. De ser el candidato natural a este fantasma que transita por la cancha sin rumbo. Hasta pierde en el roce, allí en donde Boca siempre fue Boca.

Es evidente que la propuesta de Borghi lleva tiempo de trabajo. Y no sólo su esquema con tres defensores, el funcionamiento colectivo debe lograr más rodaje, pero el fútbol argentino casi no da tregua, es ganar y ganar de inmediato.

El club compró valores por 10 millones de dólares, y se desprende que son jugadores que precisan tiempo de adaptación. Hoy, ahora, no parecen estar compenetrados para sacar de la crisis a un equipo nuevo. No se destaca ninguno. Ni responden los juveniles, que saltan a la cancha sin la confianza que tenían sus colegas de otros tiempos.

Boca deambula por la cancha y cuando sus piezas se den cuenta que hay que despertar, puede ser demasiado tarde, Se deben apurar, porque el archirival entró en otra y sólo cosecha triunfos, como para hacer más sufrible el presente boquense.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>