Alemania y Ghana de la mano a octavos

Era una verdadera final de grupo la que jugaban Alemania y Ghana, porque quien vencía clasificaba automáticamente a octavos de final y el perdedor quedaría con muchas chances de quedar fuera. Alemania ganó 1 a 0, pero por el resultado entre Australia y Serbia, los ghaneses también sellaron los pasajes a la siguiente fase.

El único gol del encuentro llegó a los 14’ del segundo tiempo, cuando Ozil mete un zapatazo desde la entrada del área, dejando sin reacción a Kingson. Desde ese momento el equipo alemán se sacó la presión y jugó con mucha más calma, principalmente cuidando el balón haciéndolo rodar por toda la cancha. Si bien no tuvieron el rendimiento del primer partido, se vieron mucho mejor que en el segundo, pero con jugador absolutamente perdido e intrascendente: Lucas Podolski

Ghana, que tuvo también sus ocasiones de gol, se vio durante todo el partido más tranquilo que su rival, ya que era Alemania quien necesitaba romper el empate. Incluso cuando estuvo abajo en el marcador, mantuvo su orden y no renunció nunca a atacar, a pesar de la calma que le daba el triunfo hasta ese momento de Australia sobre Serbia.

En octavos tendremos tal vez el duelo más importante: Alemania como ganador de su grupo enfrentará a Inglaterra. Por su parte Ghana, que sacó la cara por África, y seguramente será el único del continente en octavos, se enfrentará con Estados Unidos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *