Alemania siempre cumple, pero ahora además gustó

Alemania demostró el mejor fútbol en lo que va de la Copa. La salida de Ballack le dejó al cuadro germano espacio para un grupo de jugadores que demostraron mucha dinámica, buen juego y un equilibrio que no se veía con el ex jugador del Chelsea, el cual era muy dado a acaparar las salidas y a frenar el juego rápido y vistoso, lo que sí se vio ahora con jugadores con mucha dinámica capaces de demostrar sus talentos en ofensiva, como Ozil, Podolski, Muller y Schweinsteiger.

La alegría alemana se produjo ante una Australia que tenía como gran precedente su actuación en el 2006, donde llegó a octavos, pero se vio un cuadro débil, sin ideas con desaplicaciones defensivas que no perdonaron los germanos, para colmo debieron convivir con las malas decisiones del árbitro mexicano Rodríguez, el cual expulso a Cahill en una jugada que debió se amarilla y no cobró una mano en el área alemana de Mertesacker.

Los goles. Tiro seco de Podolski tras excelente jugada en conjunto; cabezazo ganador de Klose tras centro por la derecha; jugada en conjunto que terminó con Muller haciendo un amague fantástico y definiendo de manera exacta; Cacau aprocevhó un centro raso de Ozil.

Conclusiones. Alemania al igual que Inglaterra, Corea del Sur y Argentina anotó antes de los primeros 10 minutos, pero nunca sacó el pie del acelerador ni dejó de seguir buscando con por lo menos 5 jugadores el gol, lo que quedó demostrado en el contundente marcador de 4-0.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>