Al parecer el Bichi aprendió la lección

Era el fin del año 2006 y Colo Colo tenía un plantel estelar dirigido por el Bichi, ganó el Apertura, estaba cerca del bicampeonato en la liguilla del Clausura y avanzando en la Copa Sudamericana, de pronto se encontró con un escenario donde enfrenta una semifinal nacional y una final continental ¿Qué hizo Borghi? Tomó una decisión errónea, de la cual al parecer aprendió algo que ahora aplicará con Chile.

En el cuadro albo brillaban Matías Fernández, Arturo Vidal, Alexis Sánchez, Humberto Suazo y Gonzalo Fierro, todos actuales seleccionados, el equipo era un reloj que parecía estar para grandes cosas, pero el calendario le puso una “trampa” con el siguiente fixture:
– Final Copa Sudamericana ida ante Pachuca en México / 30 de Noviembre
– Semifinal Clausura ida ante Cobreloa en Santiago / 09 de Diciembre
– Final Copa Sudamericana vuelta ante Pachuca en Santiago / 13 de diciembre
– Semifinal Clausura vuelta ante Cobreloa en Calama / 17 de diciembre

Dos viajes largos, juegos en altura, la necesidad de evaluar si ir con titulares a todo o no. Se empató en México en un juego intenso y un viaje agotador hecho por segunda vez, en semis de Sudamericana ya se había jugado ante Toluca, en consecuencia el equipo traía un cansancio acumulado, pero jugó ante Cobreloa 4 días antes de la final continental con titulares. Una suma de acciones que le pasaron la cuenta y que desembocaron en que Colo Colo perdiera en el Estadio Nacional 1-2 con Pachuca gracias a una potencia física en el segundo tiempo de Álvarez, después se logró el bicampeonato, pero la Sudamericana le quedó dando vueltas al Bichi y en más de una ocasión pensó que se equivocó en escuchar más las ganas de los jugadores que la frialdad del DT.

Ahora Chile enfrenta un partido clave de Copa América ante Perú por el primer lugar, ya la Roja está clasificada y Borghi decidió guardar jugadores por físico (Isla) y por tarjetas amarillas (Contreras, Bravo, Vidal y Sánchez) para no tener suspendidos en la siguiente fase ni reventados o golpeados, de seguro recordó lo que le ocurrió en Colo Colo y de seguro decidió confiar en el plantel más que en 11 jugadores, no hay margen de error en cuartos de final y por eso todos deben estar disponibles para el entrenador.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>